Campaña de masas y dudas

En este enlace podrás accesar a nuestro Boletín No. 4

El pasado 2 de abril se dio inicio oficial a una campaña que había arrancado de facto semanas atrás. Por primera vez en la historia reciente de Venezuela, nos encontramos ante una campaña de tan sólo 10 días, lo que ha modificado la estrategia de ambos bandos frente a lo que fueron los comicios de octubre con concentraciones multitudinarias en las ciudades más grandes de diferentes estado, con al menos dos concentraciones diarias de cada candidato.

El candidato oficialista ha reiterado en numerosas ocasiones ser el “elegido por el comandante supremo Chávez” y ha hecho acusaciones continuas a la oposición; mientras que el candidato de la “alternativa democrática” ha mantenido un mensaje de unidad entre los venezolanos, denunciado la mala gestión oficialista y se ha enfocado en las propuestas en materia de educación, seguridad y beneficios sociales. Estos mensajes se intensificarán a medida que se vaya acercando el cierre de la campaña, donde se espera algún tipo de conmemoración por parte del oficialismo de los sucesos de abril 2002, tras una serie de asesinatos a manifestantes que exigían la renuncia del presidente.

Lastimosamente, el Consejo Nacional Electoral ha sido protagonista nuevamente por la ambigüedad en el criterio de sanciones a medios de comunicación que publicaran pautas de asociaciones civiles calificada como propaganda política. De más gravedad resulta la denuncia realizada por el Comando Simón Bolívar (MUD) donde se demostró en una auditoría que técnicos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) tenían en su control los códigos de activación de las máquinas de votación. El rector Vicente Díaz ha reconocido la veracidad de la denuncia pero la presidenta del consejo, Tibisay Lucena, guarda un silencio preocupante ante dicha situación.

Aún a pocos días de los comicios electorales persisten las dudas sobre la imparcialidad del ente electoral, profundizada por la falta de regulación que se tiene a promoción de obras de gobierno, actos gubernamentales utilizados para fines electorales y la rígida regulación existente a la crítica de la gestión gubernamental.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s